La gastronomie française

Son muchos los turistas que visitan nuestra ciudad y provincia en estos días de vacaciones de verano. Y son muchos, todos, los que llegan atraídos por la fama de la gastronomía de la zona. Además de descubrir platos nuevos, impensables en la cultura gastronómica de sus países de origen, estos gaditanos de temporada, se pueden llevar un  exquisito recuerdo si deciden comprar alguno de nuestros productos más típicos: quesos, chacinas, conservas, pescados… 

La gastronomía lo dice todo del lugar al que pertenece. Cada país, cada ciudad, cada pueblo tiene algo distinto que ofrecer  a través de su tradición culinaria. 

Francia es uno de esos lugares que goza de gran fama dentro del mundo gastronómico. A lo largo de los siglos se le ha conocido como una de las cunas de la cocina de calidad basada en la constante evolución, el desarrollo de nuevas técnicas y la diversidad de sus productos. 

Dependiendo de la región por la que nos movamos podremos encontrar manjares que para muchos de nosotros aún resultan desconocidos pero que en algunos casos nos recuerdan mucho a Cádiz.

La zona norte del país galo, Bretaña y la Costa Atlántica, es famosa por la sal y los mariscos. La sal de Guérande es una de las de más alta calidad que se producen en el mundo. Carece de aditivos, no está refinada y se seca al sol de manera natural.

sal_guerande

Los mariscos también ocupan un lugar muy importante. A los langostinos, bogavantes o bueyes de mar hay que sumarles las ostras. El criadero Marennés Oleron acumula varios premios otorgados a la calidad de sus ostras y a su cuidado proceso de producción.

ostras

Los guisos y platos de cuchara gaditanos que tanto nos gusta disfrutar en invierno (menudo, berza, potajes, etc…) también tienen hermanos franceses. En la Gascogne nunca falta la cassoulet a base de verduras y carne y en el norte disfrutan de cocidos hechos con patatas, zanahorias, coles y carne que reciben el nombre de Hochepot Flamand o Pot-au-Feu.

El queso no deja indiferente a nadie. En nuestra provincia tenemos la suerte de contar con exquisitos quesos que van poco a poco haciéndose un hueco fuera de nuestras fronteras. Los quesos franceses son mundialmente conocidos dese hace muchos años. Existen más de mil variedades de este lácteo en el país vecino donde suelen comerlo como postre. Cada región tiene su queso típico. Algunos de ellos son el Mimolette, el Brocciu, el Saint-Marcellin o el Sainte-Maure de Touraine, poco conocidos en otros países, o los famosos Brie o Camembert. 

french_cheese

Como a los gaditanos, a los franceses también les gustan las chacinas y embutidos. En Alsacia comenzaron a elaborar estos productos para poder conservar mejor las carnes. De ahí surgen la mortadela o el costillar de cerdo ahumado o los productos derivados del cerdo que preparan en otras regiones como las salchichas de Toulouse.  

No somos tan diferentes en cuanto a gustos culinarios y prueba de ello es que en la provincia de Cádiz contamos con algunos franceses que han decido quedarse aquí para trasmitirnos su tradición gastronómica y para aprender y disfrutar de la nuestra : Tarta Flo en Rota, Le Croissant Francés en El Puerto o Le Poème en Cádiz son claros ejemplo de que la cocina no tiene fronteras.

papel_flo

 

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *